Vino ¿Verde?

17 06 2011

Un emblema de Portugal

 

Portugal es un “garbanzo de a libra” dentro de la vitivinicultura y su no tan lejana apertura al mundo internacional del vino ha sido sumamente afortunada ya que es un país que cuenta con una cantidad inimaginable de tipos y calidades de vino, producidos en su mayoría a partir del perfeccionamiento de las técnicas y tradición vitivinícola portuguesa que se remonta a varios siglos y fue heredada desde los fenicios en el siglo primero antes de Cristo ya que fueron ellos, los fenicios, quienes iniciaron el cultivo de vid y la producción de vino en la península Ibérica.

Hoy en día, con la ventaja de haber sido el primer país del mundo en delimitar una zona vinícola determinada (Duoro –o Duero- en 1756) y clasificar sus viñedos (entre 1907 y 1911) y en perfecta armonía entre tradición y modernidad, Portugal es el sexto país en la producción mundial vinícola y el tercero en producción de vinos encabezados (fortificados)  como el Oporto, cuyo prestigio ha trascendido fronteras desde hace cientos de años.

El clima portugués es ideal para la vitivinicultura. Su zona vinícola es lluviosa –con excepción del Alto Duoro de veranos largos, altas temperaturas y mucho sol-; de clima atlántico (inviernos y veranos moderados, poca probabilidad de heladas, lluvias abundantes y humedad ambiental elevada) con corrientes calurosas procedentes del norte de África y con influencias mediterráneas en la parte sureste del país.

De acuerdo a la forma de elaboración y el tipo de vino, los vinos portugueses se clasifican de la siguiente manera:

  • Vino Verde: vinos jóvenes, frescos y de acidez  elevada.
  • Vino Maduro: vinos elaborados y envejecidos a la manera de la mayoría de los vinos del mercado (doble fermentación, filtrado o clarificado, crianza en barrica, etc.)
  • Vino Rosado

En este artículo hablaremos exclusivamente del Vinho Verde (Vino Verde) en general y, en particular de dos de ellos que recomiendo ampliamente: Terras Do Minho y QL Espadeiro.

Los Vinhos Verdes se llaman así por su color que suele ser amarillo paja en los blancos. La juventud de estos vinos los hace idóneos para ser consumidos en temporada de calor ya que tienen bajo grado de alcohol –rondando entre los 9 y los 11 grados Vol.-, frescura, acidez y ese toque carbónico de fermentación conocido como aguja.

Aunque existen Vinhos Verdes tintos y rosados, los más conocidos son los blancos y la región de producción abarca desde el río Miño –que colinda con Galicia, España- hasta el sur del Douro (Duero portugués); es decir, entre Porto (Oporto) y la frontera con España. Esta DOC (Denominación de Origen Controlada) es la más extensa de Portugal y una de las más grandes del mundo; se le considera DOC por la amplitud, precisamente, del área geográfica que ocupa. La región está, además, dividida en seis subregiones:

  1. Monçao
  2. Lima
  3. Peñafiel
  4. Basto,
  5. Braga
  6. Amarante

El terreno es montañoso, con suelos de granito principalmente. Al norte el clima es lluvioso y húmedo mientras que al sur, en la parte de la costa, es más cálido y seco. Determinando estas diferencias la calidad y características de los vinos producidos, cuya cantidad ronda los 800 mil litros anuales con un constante crecimiento en la exportación.

Las principales variedades de uva utilizadas en su producción son (aquellas en negritas son las que componen los vinos Terras do Minho y QL Espadeiro):

  • Arinto:

Uva de alta acidez –por lo que constituye una buena base para mezclas y ensambles en diversos vinos-, cuyas notas en boca evoluciona desde su juventud, con un sabor discreto, hasta su madurez con notas más complejas.

  • Loureiro:

La sepa más aromática de los vinhos verdes, de buena acidez.

  • Trajadura:

De maduración temprana, es una uva aromática que pierde acidez de forma prematura y equilibra así los vinos en las mezclas con otras uvas de mayor acidez como Loureiro y Arinto, por ejemplo.

  • Espadeiro:

Uva tinta de maduración tardía, lo que le otorga alto grado de acidez, ideal para el vinho verde. Es frutal y tiene claras notas de cerezas y grosella en nariz y boca. A pesar de su intensidad de sabor y en nariz, el color es poco. También se le conoce como Tinta Amerela del Duoro.

  • Azal Branco
  • Esganoso
  • Albarinho Loureiro (de las cepas más selectas; cultivo limitado a la región de Monçao)
  • Pederná
  • Avesso
  • Azal tinto
  • Pedral
  • Rabigate
  • Vinhao
  • Borraçal

En Portugal, las cepas suelen se r cultivadas en porte alto. El porte alto implica el crecimiento en forma de arbusto. Sin modificaciones especiales a lo largo de guías metálicas; únicamente, en ocasiones, se utilizan árboles (castaños, por ejemplo) como guía para el crecimiento de las vides. También pueden tener guías de cruceta es decir, estructuras metálicas y de madera en forma de Y o T.

La uva suele vendimiarse (cosecharse) cuando aún están verdes, para luego prensarlas y proceder a la fermentación alcohólica (el azúcar del mosto –jugo de uva- por la acción de las levaduras propias, se transforma en alcohol) y, posteriormente, dejarse durante algunos meses a temperatura baja y en contacto con sus lías (residuos de la fermentación alcohólica también conocida en España como “madres”) hasta que se produce de manera natural la fermentación maloláctica (el ácido málico resultado de la fermentación alcohólica se convierte en ácido láctico). Es esta última fermentación la que produce pequeñas cantidades de gas carbónico que da a los vinos su distintiva “aguja”.

El auténtico vinho verde, se ha ido abriendo camino en el mercado nacional e internacional conforme la cultura del vino se expande, ya que, al ser un vino similar al riesling de Sarre o del Mosela, es apreciado por aquellos que, saliendo de lo más comercial de los vinos secos y suaves, se adentran en la experiencia de probar un vino de acidez evidente aunque equilibrada, que le dota de una frescura única que abre el apetito y es un estupendo maridaje para los mariscos, pescados y el calor.

A continuación, la ficha descriptiva y de cata de dos excelentes representantes de estos vinos actualmente fáciles de conseguir a domicilio, tanto al mayoreo como al menudeo ya que son, aún, vinos exclusivos difíciles de encontrar en tiendas de autoservicio o especializadas incluso, pero que, ante todo, son ejemplares de gran calidad.

El primero de ellos, el Terra do Minho, es un vino blanco, producido por Quinta da Lixa, y compuesto por una mezcla perfecta de variedades Loureiro, Trajadura y Arinto con 11% vol. De alcohol. El resultado es un vino fresco, ligeramente afrutado, redondo, elegante y delicado. Ideal para acompañar pescados, mariscos y comida asiática.

El segundo, pero no por ello de menor calidad, es el QL Espadeiro, un vino rosado, producido por la misma casa (Quinta da Lixa) y compuesto exclusivamente de la variedad Espadeiro. También con 11% vol. De alcohol. Es un vino seco, con notorio gas carbónico (sin llegar propiamente a ser espumoso) que se produce exclusivamente en años de calidad. El vino es de intensidad aromática persistente, afrutado y muy fresco. Excelente para acompañar ensaladas, pescados, mariscos, quesos frescos, tapeo en general y platillos más condimentados pero de sabor suave.

Ambos vinos se pueden disfrutar incluso solos, como aperitivo en zonas y temporadas de calor. Se deben servir fríos (entre 10 y 12º Celsius).

Pero lo mejor de estos vinos es… en mi experiencia particular al beberlos, la sensación con que te llenan la boca, con una frescura de aire nuevo, la frutalidad y la acidez del campo florecido en el verano… una verdadera delicia para saborear, sentir, oler y disfrutar en todo su esplendor, a solas o con excelente compañía.

¿Te interesa saber más de estos vinos y conocerlos?

 

Comunícate directamente con nosotros vía correo electrónico y solicita, sin costo alguno, nuestro catálogo de productos de excelente calidad y relación calidad-precio.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.989 seguidores