GRAN SANGRE DE TORO SE TIÑE DE ROJO

30 04 2010

Así es, después de casi 50 años luciendo sus característicos colores crema, vino y dorado en su etiqueta, el vino tinto representativo de CasaTorres se tiñe de rojo en el lanzamiento de su nueva imagen, más estilizada, más atrevida, más pasional haciendo honor a su nombre, recuerda el ambiente taurino de grana y oro e invita a viejos y nuevos vinívoros a degustar, nuevamente su típico sabor producto de la mezcla de 60% Garnacha, 20% Cariñena y 20% Syrah –que caracterizó a Miguel Torres como vanguardista de su época al apostar por esta nueva propuesta que rompía con las clásicas mezclas españolas basadas en la uva Tempranillo- que junto con los 3 años de crianza en barrica y botella da como resultado el ya conocido vino robusto de color rojo rubí, brillante, de media densidad que en nariz ofrece aromas a grosella, cereza negra, ciruela y frambuesa, así como frutos secos, madera, nota láctea, grasa animal, cuero y aromas torrefactos. En boca se siente alcoholoso, con una clara nota amaderada, astringente y tánico.

El evento de lanzamiento, realizado por Club Cava Palacio y Bodegas La Negrita –importador y representante exclusivo de Casa Torres en México- se llevó a cabo el pasado miércoles 28 de abril, a las 8pm., en el Centro Culinario Ambrosia, ubicado en Avenida San Jerónimo #243, Col. San Ángel.

La presentación corrió a cargo de Areli Curiel, sommelier de La Negrita, quien ofreció una presentación fresca y didáctica, ideal para aficionados y entusiastas, guiando la cata a la par que relataba la historia de Casa Torres, ganadora del Wine Star Award 2009 de Wine Enthusiast Magazine y primera en figurar en la Green List también del mismo año. Así mismo, Areli Curiel hizo mención de la reconocida labor altruista de Miguel Torres  en diversos países del mundo.

Además de mostrar con orgullo su nueva imagen, Gran Sangre de Toro es presentado también como buen maridaje tanto para la cocina clásica como contemporánea –española y mexicana en ambos casos- y también la nueva cocina “molecular” -espera próximamente un artículo relacionado con la cocina molecular-.

Lo cierto es que la selección de bocadillos que acompañaron la cata da una pequeña muestra de lo versátil del Gran Sangre de Toro como acompañante perfecto, en este caso, de una cazuela de guacamole y queso de cabra, pan pita con berenjena y pimientos del piquillo en aliño, tacos de pato en salsa borracha, brocheta de pulpo a la gallega, calabaza y queso panela capeados, tortilla española y croquetas de jamón serrano.

La presentación, en resumidas cuentas, fue un éxito, tanto en ambiente como en variedad y atención, el único pero que pongo fue la impuntualidad para dar inicio ya que se retrasó casi una hora.

Además, de la sommelier Curiel aprendí una anécdota vinícola-histórica interesante acerca del brindis, el cual, al parecer surge como un rito instaurado por Alejandro Magno, al levantar la copa en señal de victoria.

Ahora bien, quienes me conocen así como mis asiduos lectores quizá se pregunten si mi clásica opinión particular –y hago hincapié en lo estrictamente personal de esta opinión pues sé que puede ser algo polémica- a cerca del vino Gran Sangre de Toro, del que siempre he dicho es, para mi, como “una patada en la boca”, no porque sepa mal, sino porque a pesar de que gusto de los vinos con carácter, este vino me parece particularmente agresivo en tanto que resalta el alcohol y la astringencia opacando las notas frutales, especiadas y lácteas que se perciben en nariz. Mi opinión particular se mantiene igual, sigo sintiendo que el Gran Sangre de Toro podría ser, para los que gustan del vino en general, como el “Bimbo”, de los panes de caja, el “Kleenex” de los pañuelos faciales y el “Corn flakes” de los cereales.

No quiero decir con esto que sea un vino malo, porque no lo es, y si bien es cierto, es un vino altamente versátil para maridar; en realidad es una expresión de mi gusto personal acerca de un vino de tradición. Recuerden que en gustos se rompen géneros.

Como siempre, si no lo han probado aún, les invito a probarlo, a experimentar y a formar su propia opinión… al final de cuentas, explorando es como se conoce el vino, la cocina y el mundo.

Felicidades a Casa Torres por esta nueva imagen de su icono tinto: GRAN SANGRE DE TORO, misma que es el inicio de la renovación del estilo de todas sus etiquetas.

About these ads

Acciones

Information

One response

22 06 2011
Guillermo Suarez Rendon

delicioso vino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.496 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: